Posicionamiento tienda online

Posicionamiento tienda online

seo-posicionamiento

seo-posicionamiento

Cómo vender por Internet: los 12 peores fallos que puedes tener

Me apetecía mucho escribir sobre cómo vender por Internet, pero quería hacerlo desde un punto de vista más simple y «personal». Ya te aviso de que no existe la regla mágica para hacerte rico vendiendo por Internet, pero sí sé qué es lo peor que puedes hacer para no vender nada y fracasar como lo harían Los Pecos en la MTV. ¿Quieres saberlo?

Aunque vender por Internet sea difícil, te lo pongo fácil 🙂
Que vender por Internet es difícil lo saben hasta en la Cochinchina (un abrazo para los cochinchinienses).

No te hablo de poner un anuncio en las clásicas páginas de compra venta, sino de algo más «serio», como crear una tienda online o ganar dinero con tu blog vendiendo cosas por Internet.

Así que, en vez de explicarte cómo vender por Internet paso a paso con mil trillones de cosas que se te van a olvidar mañana, me parece de recibo explicarte sencillamente cuáles son para mí los 12 peores fallos que NO deberías cometer. ¿Te parece bien?

▶ Los 12 peores fallos que debes evitar si quieres vender por Internet
1. NO diferenciarte
2. NO dar confianza
3. NO demostrar lo que vendes
4. NO usar testimonios o reseñas
5. NO valorar lo que vendes
6. NO ser atento
7. NO medir ni analizar
8. NO invertir
9. NO simplificar tu oferta
10. NO usar imágenes o vídeos
11. NO tener en cuenta el SEO
12. NO ser transparente ni seguro
🚩 Conclusiones

▶ Los 12 peores fallos que debes evitar si quieres vender por Internet

1. NO diferenciarte
Muchíiiiisimas personas tienen este problema. Buscan negocios rentables por Internet, copian una idea (lo cual me parecen bien, la verdad), pero luego no la «transforman» para ofrecer eso que la gente necesita y otros no ofrecen. Al final han clonado algo que ya existe para vender por Internet, no aportan nada nuevo y lógicamente su competencia les saca ventaja.

Vender empieza por venderse uno mismo (tu marca si lo prefieres), porque ése puede ser uno de los factores de diferenciación más claros y más importantes. Por ejemplo Ferrari no vende coches, vende «Ferraris»… 🙂

O mira este otro ejemplo real de diferenciación con el que Nicolás Reyes consiguió generar más de 3.000€. ¡Buenísimo!

Así que primero hazte valer a ti mismo y demuestra tus habilidades, incluso aunque no tengan nada que ver con lo que vendes, tal y como hacía el gran Don Camilo José Cela. 🙂

En serio, si vas a hacer lo mismo y de la misma forma que otras tropecientasmil personas ya están haciendo en su web o blog, mejor ni te molestes en empezar… Te ahorrarás mucho tiempo y dinero.

2. NO dar confianza
Si ya de primeras no confían en ti o en lo que «vendes» gratis (ya sea tu forma de escribir, tu contenido gratuito, el diseño de tu web o blog, etc.) imagínate si encima les va a costar dinero…

Hay un sin fin de aspectos que ayudan a reforzar la confianza que das a tus clientes o posibles clientes a la hora de vender por Internet, pero te comentaré un par que para mí son claves:

El tiempo
Es inevitable. Incluso Google usa el tiempo que lleva existiendo una web como un factor de confianza. Si tu web o blog tiene más de un año es porque vas en serio con él, y esa experiencia también la perciben tus clientes.

Poco puedes hacer en este aspecto mas que dar lo mejor de ti desde el principio, para hacer valer tu experiencia con el tiempo. Te sorprenderías de la cantidad de visitas que tienen ahora algunos de los artículos que escribí hace años con mi experiencia y que no leía ni el Tato…

El contenido útil
Y de ahí la importancia del marketing de contenidos y los blogs, porque hoy por hoy son el medio por excelencia para ofrecer contenido útil con el que puedes reforzar esa relación de confianza entre tú y tus lectores.

Si por ejemplo vendes bolsos de cuero, seguro que tus clientes o posibles clientes te agradecerán que en tu blog expliques cómo limpiar el cuero de los bolsos o cómo evitar que se deterioren. 🙂

3. NO demostrar lo que vendes
Te has montado una tienda online preciosa. Muy bien. Pero si quieres que te compren eso que vendes primero demuestra por qué te lo tienen que comprar a ti. Demuestra de lo que eres capaz, que sabes hacer eso que dices que sabes hacer, o que ese producto realmente le va a servir para lo que dices que sirve.

No sé si te acuerdas de un vídeo que grabó Enzo Vizcaíno hace años y que se hizo viral por tocar y cantar su currículum en el metro. Pues demostrando así de lo que era capaz consiguió trabajo en la televisión, y últimamente se dedica a hacer shows teatrales con otros cómicos de radio, televisión, teatro e Internet.

Y precisamente ofrecer una muestra del producto, dejar unos días de prueba o hacer una demostración de lo que vendes, ayuda a que el cliente lo acabe comprando.

¡Tenlo en cuenta!

4. NO usar testimonios o reseñas
¿Por qué me tengo que fiar de ti y de lo que me quieres vender? Las cosas como son, hacemos más caso a otras personas que lo hayan comprado que al que nos lo está vendiendo, que quizá sólo quiera vendérnoslo cueste lo que cueste…

Ya sea de otros clientes, personas que consideramos más objetivas o referentes del sector que ya tienen ganada la confianza de sus propios clientes, pero haz que otros valoren lo que vendas. Si mi vecino me dice que la panadería nueva que han abierto tiene un pan riquísimo, no tengo por qué dudar de su intención y seguramente mañana vaya allí a comprar una barra de pan.

Amazon (que de esto de vender parece que sabe algo) lo primero que te muestra en sus productos es la foto, el nombre del producto y las opiniones de los clientes. Incluso antes que el precio.

Testimonios para vender por internet

Y es que está comprobadísimo que hoy por hoy los testimonios y las opiniones siguen siendo clave tanto en un negocio online como offline. Te puedo asegurar que hoteles y restaurantes se dan de bofetones con sus competidores por conseguir buenas reseñas en páginas como TripAdvisor, y por algo será…

5. NO valorar lo que vendes
Tienes que estar seguro de lo que vendes y de su valor, así que no «escondas» el precio final que acabará pagando el cliente (IVA, tasas extras, etc.).

Por favor te lo pido, no me hagas como esas puñeteras compañías aéreas que te venden un billete Madrid-Londres por 5€ y al final entre tasas, bultos y «gastos de gestión» te dicen que son 155€…

¡¿Qué?!

Al revés, deja bien claro desde el principio qué vendes, lo que vale y por qué lo vale (sea mucho o poco). Y si efectivamente estás seguro de lo que vendes, no te importará ofrecer una garantía de devolución y reembolso; cosa que sin duda agradecerán tus clientes y reforzará su confianza (además de aumentar las ventas). 🙂

6. NO ser atento
Me sorprende que ésta sea una de las cosas que más me agradecen en mi blog (la verdad es que yo mismo lo valoro mucho como cliente cuando compro algo). Y si la gente lo agradece es porque normalmente no suelen ser atentos con ellos, así que se convierte en un factor diferenciador que además refuerza la confianza.

Ojo, esto no significa ser «pesao» y perseguir al cliente hasta que compre, no; significa ayudarle cuando él lo necesite, y a ser posible bien y rápido. Básicamente como te gustaría que hicieran contigo, no tiene más misterio.

Fíjate que en mi caso, cuando respondo a alguna duda, lo primero que me contestan muchos es «gracias por responder tan rápido», ¡incluso aunque les haya tenido que responder que no puedo ayudarles! Porque lógicamente no vivo de mi blog ayudando gratis a todo el mundo; aún no sé hacer eso… 🙂

Esta información es gracias a https://miposicionamientoweb.es/como-vender-por-internet/

No Comments

Post A Comment